Editorial

Mariana Abreu Olvera

Mariana Costa Villegas

Adriana Fournier Uriegas

¡Nos llena de alegría presentarles el primer número de Pluvia! Esta revista surge del impulso que tenemos sus fundadoras por darle salida a nuestra creatividad y a nuestras inquietudes. La decisión de emprender este proyecto estuvo guiada también por la necesidad que muchas personas conocidas manifestaron al no encontrar un espacio en el que pudieran expresarse plenamente. La emoción con la que estas y otras personas han recibido nuestra propuesta nos motiva aún más a llevarla a cabo.


Partimos de una preocupación común por nuestra realidad. Nos conmociona que en ella se imponga la destrucción del medio ambiente, la violencia contra las mujeres y las injusticias sociales. Pensamos que para crear un mundo distinto, debemos imaginarlo. Este medio pretende ofrecer un espacio en donde se puedan idear nuevas posibilidades. Y estas surgen de la reflexión, de la creatividad, del conocimiento y de la introspección.


Esta primera edición reúne siete textos. Quienes escribieron eligieron el tema y el estilo libremente. Aunque los escritos parecen muy distintos entre sí, tienen en común que todos parten de aquello que mueve profundamente a sus autoras y autores. En esta publicación inicial, quisimos dar rienda suelta a la escritura de quienes colaboraron, para conocer sus curiosidades, sus pasiones, sus experiencias. Así, en conjunto, los textos de este número sientan el inicio de nuestro camino y nos inspiran a encauzar este espacio según las inquietudes y preocupaciones de quienes le darán vida.


Cada escrito surge de diferentes motivaciones. Mariana Abreu encuentra libertad en una soledad acompañada por voces de otras mujeres. Gabriel Cachoa hace un trabajo de introspección emocional liberador, en el esfuerzo por significar su propia experiencia de manera distinta a la que el mundo le ha impuesto. Sofía Abreu, paradójicamente, habla de su falta de inspiración en un poema inspirador. Andrés Iñigo, apasionado de la lectura, se muestra atónito por la escritura estremecedora del diario de una mujer alemana en la guerra. Anna Paula Herrera con entrega ha transformado la educación en su labor diaria, y nos invita a participar de este cambio. Dalmau Costa nos contagia su pasión por el lenguaje y la curiosidad por conocer los mecanismos cognitivos que lo posibilitan. Alexa Moreno nos ofrece una mirada esperanzadora y poética de la situación actual en el mundo.


La inauguración de este espacio es el primer paso del camino. Se irá construyendo a partir de las voces que, con nuestras historias y creaciones, darán vida y sentido a este proyecto. ¡Esperamos que este primer número les inspire y motive tanto como a nosotras!


Fotografía de Mariana Abreu Olvera, 2018.