Editorial

Mariana Abreu Olvera

Mariana Costa Villegas Adriana Fournier Uriegas



Tras un año con una serie de emociones que transitan del miedo y la incertidumbre a la esperanza y la gratitud, presentamos el quinto número de Pluvia, que en esta ocasión consta de diez publicaciones que tienen como temática el Año Nuevo y las posibilidades que trae consigo.


A las colaboraciones que conjuntan este número las caracteriza una exploración personal y colectiva permitida –quizá de cierta manera impuesta– por la pandemia. Si bien no podemos afirmar que el 2021 será distinto y “mejor”, podemos comprometernos a seguir en la búsqueda de esos cambios tan necesarios y a continuar esforzándonos por trazar otros caminos.


Empezamos el número con la curiosidad y la atención al lenguaje de Dalmau Costa Villegas que nos llevan a recorrer el concepto del tiempo y a explorar las distintas concepciones de la idea del futuro. Las palabras de Valeria Cruz Villalba nos impulsan a repensarnos, a procurar con urgencia el holismo y la integralidad necesarias para construir un futuro sustentable y justo. Fabiola Viveros nos comparte una serie fotográfica y un poema con los que nos invita a dejarnos arder. Ximena Rodríguez nos comparte una despedida personal que se transforma en un reencuentro con ella misma. Por su parte, Alejandra Benítez nos permite adentrarnos en el proceso interno que vivió durante este año. Mónica Martínez Álvarez a partir de sus fotografías de la luna reflexiona en torno a la última noche del año. Yolanda Robledo Arratia ahonda en el tema de la desinformación y nos invita a conversar sobre el papel de la ciencia para recordar que debemos apoyarnos en ella para ir hacia adelante, dejarnos de competencias y cuestionar la mercantilización del conocimiento. El cómic de Sofía Abreu Olvera reconoce la naturaleza del cambio y abraza la incertidumbre. Por último, las editoras de Pluvia no quisimos dejar de colaborar en este primer número del 2021 con el resultado del ejercicio conjunto de conversaciones, reflexiones y sentires que compartimos y nos acompañaron durante todo el año.


Nos sentimos muy agradecidas por las colaboraciones recibidas y por el apoyo a este proyecto en el que seguimos muy comprometidas a formar un espacio en donde quepan voces y expresiones transformadoras, en donde quepa la esperanza.


¡Que tengan un disfrutable recorrido por la revista y un buen inicio de año!

Fotografía de Mariana Costa Villegas