Editorial

Mariana Abreu Olvera

Mariana Costa Villegas

Adriana Fournier Uriegas


¡Con mucha emoción les presentamos el segundo número de Pluvia! Ha sido una sorpresa grata la recepción de este proyecto y el interés por parte del público en participar en la revista. Varias de las colaboraciones de este número son de lectoras que se acercaron al primer número y, por iniciativa propia, nos hicieron llegar sus textos. Esto nos llena de alegría y nos impulsa a continuar construyendo este espacio.


Todas las voces que componen el segundo número son femeninas. Esto tiene un valor especial, pues uno de nuestros propósitos es darle cabida a contenidos hechos por mujeres que busquen una vía de expresión. No solo esto, sino que las colaboraciones recibidas abren un camino nuevo de conversación entre y sobre nosotras.

En esta edición, Mariana Costa Villegas nos abre una ventana a su mundo interior a través de una mirada fotográfica, con la cual se inaugura la publicación de expresiones visuales en la revista. Esperamos que esta colaboración inspire otras miradas gráficas. María Gómez de León nos comparte un poema en el que se entrelazan el sueño, el mar y el futuro. Sin decir más, invitamos a su lectura. Carolina López Moller, en su reseña de Temporada de huracanes explora emociones contradictorias que adquieren sentido durante su voraz lectura de la novela más popular de Fernanda Melchor. Valentina Campos-Cervera pone de manifiesto el absurdo que hay detrás del acoso sexual. Bianca Orlandini cuestiona los aparentes obstáculos que implica enseñar una lengua extranjera a niños con dificultades de aprendizaje e invita a la búsqueda de una didáctica incluyente. Nora Villamil Buenrostro nos contagia su curiosidad por la escritura de Mary Beard en Mujeres y poder. Las palabras de ambas nos invitan a conocer y cuestionar el lugar que las mujeres tienen y han tenido a lo largo de la historia cuando ejercen o intentan ejercer poder. Emmaline Rosado transita una identidad dividida entre dos culturas con un poema bilingüe en español y portugués.


Estamos muy agradecidas por su entusiasmo y apoyo. ¡Les deseamos que la lectura de este segundo número les sea placentera y provocadora!


Fotografía de Mariana Costa Villegas.